Archivo de la etiqueta: Torrejón de Ardoz

Año nuevo… “vida nueva”

Para empezar el año, que mejor entrada que una sobre nuestro gran cambio de vida, nuestra recién estrenada paternidad.

Muchos nos han recordado que nunca habíamos querido ser padres, no podemos dar más explicaciones que el hecho de que “algo” nos pidió lanzarnos a esta aventura, será la llamada de la naturaleza, la crisis de los casi 40 o, sencillamente, el amor, que nos sobra tanto que hemos decidido dejar nuestra semilla de amor para que no os libréis de él, ni de nosotros.

Como resultado tenemos a Iris, toda una gran mujer a pesar de sus apenas 3 meses de vida, pero tiempo al tiempo, y tanto ella como vosotros lo veréis.

Tras tomar la decisión, ponernos al trabajo 😉 , y con ayuda, todo hay que decirlo, del Dr. Valoy, de San Pedro de Macorís (República Dominicana), el día 25/02/2015 me hice la prueba.

Nandi se fue a trabajar como un día cualquiera, pero yo, según pasaba la mañana me iba encontrando más y más rara; dolor abdominal como si me fuera a venir el periodo pero sin él, terriblemente cansada, ritmo cardíaco acelerado… hacía un mes me habían tratado de una infección ¿habría vuelto o…..?
No pude más, quería esperar a Nandi pero no quería molestarle para nada así que, paraguas en mano, no por la lluvia si no por el calor, me fui andando a la farmacia más cercana a por una prueba casera de embarazo y… ¡sorpresa!

IMG_20150225_160412.jpg
Me caí de culo en la cama, literalmente, no podía dejar de mirar esa pantallita, apenas respiraba, no podía ni reír ni llorar, estaba, claramente, en shock.

Como no quería darle la noticia a Nandi por teléfono, pero tampoco podía seguir callada, escribí  a una amiga, la pobre me guardó el secreto de forma estoica, al igual que lo hicieron mis padres, los cuales llegaron días después.
Ellos fueron los primeros en enterarse ya que no podía escondérselo durante los diez días que se iban a quedar con nosotros. Nunca olvidaré su cara cuando les dimos el regalo de bienvenida, un chupete, jijiijiji, no se lo podían creer. Gracias por vuestra ayuda esos días que yo era un trapo que sólo quería dormir.

Al resto se lo dijimos en la semana 12, cuando fuimos de vacaciones a España, para poder decirlo en persona y poder compartir la felicidad de dar esta noticia y ver la reacción en directo.

El embarazo fue muy bueno, el primer trimestre movidito, lo normal, nauseas, mareos, cansancio. Mi más sincera admiración a las madres trabajadoras, yo no sé cómo lo habría hecho de tener que trabajar, porque no podía con mi cuerpo.

El resto, pues nada, un poco de azúcar al final y un montón de estrías que no hacen justicia a lo bien que fue el embarazo pero sí a mi enorme barriga, que fueron varias personas las que me preguntaron si venían gemelos jaajajjajajaj

Famila1.jpg

Quiero agradecer de corazón a los profesionales que nos han acompañado en el embarazo, al llevarlo en dos países ha sido una aventura pero me he sentido acompañada, muy acompañada.

En República Dominicana al Dr. Valoy en San Pedro de Macorís que, aunque no haya estado de acuerdo en todo lo indicado, nos ha tratado con mucho cariño y respeto e Iris es parte de su ayuda, todo hay que decirlo. Al Dr. Thomas Melgen, que tuvo mucha paciencia en las ecografías buscando la imagen perfecta de nuestra escurridiza Iris.
Gracias especialmente a Priscilla Stothers, Lider de la Liga de Leche de Dominicana, por las clases de preparación al parto, por los primeros consejos, por el grupo de apoyo.
Y en España, a Cristina, la matrona del centro de Salud de Tudela de Duero, que es un encanto y muy profesional, que entendió nuestra situación especial y no ayudó en todo lo que pudo.

Un agradecimiento especial al Hospital de Torrejón de Ardoz, más adelante os contaré por qué, pero en especial a Pilar, que, madre mía, se dejó el alma en conseguir que pudiéramos dar a luz allí.

Y por último, con todo mi cariño, con mi más sentida admiración, te doy las gracias a ti, Ana, Amatxo, que has sido mi matrona, mi consejera y mi amiga en la distancia, sin conocernos, sin ponernos caras, me has acompañado desde el principio y has impedido que nos sintiéramos solos.
Ana fue nuestra matrona online, nos preparó la información para que no nos faltara nada, llamó a los hospitales para ver cuál se ajustaba más a nuestra idea del parto, nos preparó el plan de parto… todo, pero sobretodo, contestó las dudas con paciencia, con cariño, casi parecía que nos conocía de toda la vida. Gracias de corazón y mil disculpas si te he tenido o tengo un poco abandonada.

www.amatxo.com
www.amatxo.com

Sobretodo, siguiendo los consejos de muchos de vosotros, hemos intentado disfrutar de todo el embarazo. Observando los cambios en mi cuerpo, cuidándome con ejercicio, cremitas, la alimentación….

Ha sido toda una aventura en sí misma, con momentos alegres y otros… digamos, anecdóticos, como cuando nos dijeron que podían ser gemelos, fueron nada, 15 minutos, hasta que lo comprobaron, pero fueron algunos de los minutos más largos de mi vida ¿cómo iba a “crear” dos personitas en mi pequeño cuerpo? Sólo una falsa alarma.

Me encantaba sentir como se movía dentro de mí, incluso cuando me daba patadas que hacían que tuviera que pararme en seco e incluso dejar de hablar. Ponerle música, nadar con ella…

IMG-20150728-WA0001.jpg

La primera vez que vimos su perfil, el perfil de una personita y cuando nos dijeron que nuestro “bichito” era una niña… ¡ale, a buscar nombre de niña!
Lo que nos costó el nombrecito…. en fin, tras darle vueltas descubrimos que su nombre era Iris;

Nombre de la Diosa Griega, “Iris es la personificación del arco iris que anuncia el pacto de los humanos y los dioses y el fin de la tormenta(Wikipedia)

Michel Corneille the Younger [Public domain], via Wikimedia Commons
Michel Corneille the Younger [Public domain], via Wikimedia Commons
Nombre de una Nebulosa.

By Hewholooks (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons
By Hewholooks (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons

De una flor

By Photo by and (c)2007 Derek Ramsey (Ram-Man) (Own work (Own Picture)) [GFDL 1.2 (http://www.gnu.org/licenses/old-licenses/fdl-1.2.html)], via Wikimedia Commons
By Photo by and (c)2007 Derek Ramsey (Ram-Man) (Own work (Own Picture)) [GFDL 1.2 (http://www.gnu.org/licenses/old-licenses/fdl-1.2.html)], via Wikimedia Commons
Y ahora, el nombre de Iris, un ser maravilloso (y no solo por ser hija mía jijijiji)

EDURNE_1.jpg

Otra anécdota, mi barriga, mi enoooorrrmeee barriga que ha supuesto que me digan muchas, muchas veces
“¿ya no te queda nada?
— Sí, aún dos meses….
“¿entonces son dos?” —
— jajajja, no, sólo una 😀

Familia4.jpg

Aún así hemos intentado mantener el buen humor y seguir haciendo ejercicio.

contraluz 2-9.jpg

contraluz 2-14.jpg

El mayor disgusto fue cuando nos dijeron que nuestra pequeña venía en podálica y que sería cesárea. Una de las razones por las que no queríamos dar a luz en República Dominicana es porque no queríamos cesárea y este país tiene el honor de ser uno de los que más usa esta cirugía.

“La República Dominicana tiene la tasa de cesáreas más alta del mundo.”

Intenté varios de los métodos que leí que podrían servir, posiciones, hacer el pino en el agua, moxibustión, la versión externa no la hice, me dio miedo ponerme de parto sin Nandi ya que yo, el último mes estaba en España y él en Dominicana.
Pero Iris no quiso darse la vuelta y, el 2 de noviembre, fue la cesárea programada.

IMG-20151030-WA0002.jpg

Lo pasé mal, para que engañarnos, me daba miedo la cesárea que, digan lo que digan y nos la pretendan vender como sea, es una “cirugía mayor”, y, aunque con buena intención, lo entiendo, acabé un poco cansada de que la gente me intentara convencer o animar diciéndome que “bueno, una cesárea no es nada hoy en día”. A toda esa gente os animo a que busquéis información de lo que significa “cirugía mayor” y de los riesgos que implica.
A parte, quería un parto natural por muchas razones y fue una gran decepción que no pudiera ser, también os invito a investigar los beneficios del parto natural frente a la cesárea, quizás algún día saco ganas y tiempo para escribir sobre ello (lo dudo 😀 )

Por suerte, y por tesón y cabezonería, conseguí dar a luz en el hospital público de Torrejón de Ardoz.

Esto fue otra odisea, sé que algunos no lo entendieron, pero para nosotros era muy importante que al igual que nos habíamos cuidado durante el embarazo, evitamos comer aquello que pudiera dañar a Iris, que Nandi asistiera a todas las ecografías, que fuéramos ambos parte del proceso, esto se mantuviera durante el parto, sencillamente, porque es algo natural y cosas de ambos.
Nos costó y fue un poco estresante poder programar la cesárea en Torrejón y quiero compartirlo por si puedo ayudar a alguien.

Yo me vine a España el cuatro de octubre, de 36 semanas, el vuelo fue perfecto y las azafatas se portaron genial. Nandi se quedó trabajando hasta finales de octubre.

A mi me correspondía dar a luz en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Ana, de Amatxo, ya había hecho el trámite de hablar con este hospital y con el de Torrejón. Intentó hablar también con la Clinica Nuevo Belén en Madrid pero fue imposible y, cuando yo conseguí que los diferentes equipos que allí trabajan, me contestaran, tenía tan buenas referencias del de Torrejón que, una vez más, ganó la seguridad social.

Amatxo me comentó las diferencias entre ambos, y el que más se ajustaba a nuestra idea de “cesárea humanizada” era el de Torrejón. El problema era conseguir que me vieran y programaran la cesárea allí.

Os resumo las diferencias principales entre ambos hospitales y, dejo claro que esta información la he sacado de mi experiencia directa y de preguntas que yo misma hice. Sé que otras personas han vivido otras cosas, otros partos y han recibido otras respuestas, yo sólo puedo hablar de mi experiencia.

En el hospital de Torrejón de Ardoz vs Hospital Clínico de Valladolid;

* permiten que haya un acompañante en la cesárea programada, incluso pudimos sacar fotos y grabar un vídeo siempre respetando el trabajo de los profesionales.

– en Valladolid me dijeron que no había ninguna posibilidad de que alguien entrara a la cesárea, ellos sabrán por qué…

* desde el mismo momento del nacimiento de Iris me la pusieron en el pecho. En el caso de que yo no hubiera podido se la hubieran dado a Nandi.

– en Valladolid no es un opción debido a que yo estoy siendo intervenida y mi marido no está en quirófano.

* No nos separaron en ningún momento,la cuna estaba, obviamente, en mi habitación. El único momento en el que nos separaron es cuando le hicieron la prueba de audición y estaba dormida así que ni se enteró.

– Aquí no tengo información de Valladolid.

* Las habitaciones son individuales.

– En el clínico las habitaciones son de dos “pacientes” o incluso tres. (lo entrecomillo porque no somos “pacientes”, que no estamos enfermas, ni siquiera las de las cesáreas)

A parte de estas diferencias añado que en Torrejón el personal es amable y cariñoso, que no digo que en Valladolid no lo sean, no puedo comparar mucho, pero el ambiente en general es más…. acogedor.
El acompañante tiene en la habitación un sofá que se hace cama y puede llevar mejor las noches que en un asiento horriblemente incómodo de Valladolid.

¿Qué hacer para poder ir a dar a luz a Torrejón?

Si es un parto natural y quieres esperar a ponerte de parto en otro lugar y correr a Torrejón una vez empezado el trabajo, puedes, en mi caso no era una opción. Quería, y quiero,  que quedara claro que las cosas deben cambiar, que hay que humanizar los partos y que por eso muchas mujeres nos vamos a otros hospitales con tal de tener el parto natural que todas nos merecemos.

1- Solicitas por mail asistir a la visita informativa de Torrejón.

Que digo yo ¿tanto le cuesta al sistema sanitario darnos esta opción en todos los hospitales? Todas tenemos mil dudas, nos gustaría poder ver el sitio, qué y cómo va a pasar… etc. y estas charlas informativas nos ayudan mucho.
Allí fui junto con mis padres, Pilar, la matrona que nos daba la charla informativa fue un cielo, eramos muchas mamás y papás con mil dudas, contestó a cada una de las preguntas con paciencia y cariño. Al final de la charla, me acerqué a ella y le planteé el caso. Mi embarazo había sido llevado en la República Dominicana, con asistencia online de Amatxo y me correspondía Valladolid pero quería una cesárea humanizada y lo más respetada posible. Ella me informó y me ayudó con los trámites.

2- Traslado de expediente o, en mi caso, inscribirme en un centro de salud de Madrid como trasladada.

Aprovechando que Ángel, el hermano de Nandi vive allí, me inscribí en un centro de salud de la capital y solicité cita con la médica. Cuando me llegó el día, pedí que me mandaran a monitores. Me llamaron del teléfono de citas y, en este momento solicité el Hospital de Torrejón de Ardoz.
Aclaro que en otras comunidades no puedes solicitar el hospital que quieres. Otra sugerencia para el sistema de salud, si no va a ser igual en todos los hospitales, por lo menos que nos dejen elegir a cuál queremos ir.

3- Como la cita en Torrejón era pasada la fecha de parto llamé directamente a citaciones y allí, muy amablemente, me citaron como “urgente” con ginecología.

4- Cuando llegó el día de la cita una ginecóloga monitoreó a Iris, que seguía sentada como una reina, midió mis contracciones y nos confirmó que debía ser cesárea programada, no sólo por la posición, también por ser primeriza y mi constitución… vamos, por ser bajita jijijiji

Programamos la cesárea para el día 2 de noviembre para que Iris naciera en la semana 40 de embarazo, incluso en este punto, en Torrejón, tú decides la fecha, yo no pedí esperar a ponerme de parto, la verdad estaba agotada, dolorida y confiaba plenamente en la profesionalidad de este personal.

Pasamos el fin de semana en Madrid, en casa de Ángel y Arancha, incluso asistimos a su fiesta de Halloween, bueno, yo hice acto de presencia y luego me fui a dormir, pero aún así conocí a gente muy simpática y me lo pasé bien.

Muchas gracias chicos por permitir la invasión, sois un amor.

20151031_213514(0).jpg

Al día siguiente, madrugamos porque era un día muy lluvioso, y temíamos el tráfico pero no tuvimos ningún problema y llegamos con tiempo a la unidad de partos. Allí nos recibieron y nos colocaron en una sala de dilatación hasta el momento de la cesárea que se retrasó un poco por una cirugía de urgencia.

IMG_20151102_075720.jpg

 

 

 

 

 

 

A media mañana por fin vinieron a por nosotros, se me saltaban las lágrimas de miedo, de culpa por “sacar” a Iris antes de tiempo y de emoción porque, por fin, iba a poder abrazarla, besarla y, mirando sus ojos, decirle que la amaba con todo mi corazón.

A Nandi le dieron un uniforme y a mí una bata de esas “sexys” de hospital. Fuimos juntos a la zona quirúrgica, a él le dejaron en una zona de espera, junto a la línea amarilla y a mi me metieron en quirófano.

La auxiliar o enfermera que me acompañó se portó genial,  supongo que le di mucha pena cuando le dije que estaba asustada por el dolor de la epidural, por si algo iba mal y no me soltó las manos en ningún momento mientras me decía que todo iba a ir bien.
El anestesista, Fernando (era el día de los Fernandos ya lo veréis), me explicó cómo iba a poner la anestesia, primero un pinchazo, otro, otro y, por último, la epidural, gracias,  no me enteré de nada, lo hizo muy bien.

En seguida me tumbaron y comenzaron a prepararme, Fernando, el anestesista, me iba explicando la operación que me iban a hacer, de forma dulce y concisa, otro que empatizó en seguida con mis miedos y nervios. Entonces, dejé de mirarle y miré hacia el techo, dos grandes lámparas orientadas hacia mi reflejaban la zona de la incisión y lo veía todo a pesar de la pantalla que tenía junto a mi cara;
– Fernando. -le digo al anestesista- tengo un problema.
– Dime -me contesta- tranquila.
– Lo veo todo – le digo mientras señalo con mis ojos hacia las lámparas.-
– ¡Anda! tranquila, ahora mismo coloco la pantalla para que no veas nada. jajajajaja

A ver, que las cirugías no me asustan, de hecho me arrepiento un poco de haberlo dicho, pero una cosa es ver como hacen una cesárea y otra muy diferente que la “rajada” sea yo misma.

Una vez que ya estaba lista hicieron pasar a mi ángel de la guarda, Nandi, sólo verte allí hizo que bajara mi nivel de estrés a casi relax total.

“Ya está aquí” me dice Nandi pasado un momento,  muy valiente, él lo vio todo sin soltar mi mano. La oí llorar, no podía esperar más para verla, Fernando, el pediatra, la tomó y, tras pedir permiso a Fernando, el cirujano, me la colocó en el pecho mientras la matrona me liberaba las manos para que pudiera sostenerla.

Allí estaba Iris, desorientada, cubierta de una sustancia blanca que no le dejaba abrir sus negros y almendrados ojos.
Yo solo esperaba que su instinto más animal le dijera que estaba a salvo en mis brazos.

IMG_20151102_124103.jpg

Ya estábamos los tres juntos, solo nos faltaba Clara jijiji

20151102_141052.jpg

Tardamos en ir a la habitación porque estaban las habitaciones completas y debimos esperar a que se quedara una libre. Pero mereció la pena la espera porque cuando llegamos nos esperaba la familia al completo, bueno, nos faltasteis Antonio y Roxana, los que pudieron, allí estuvieron.

Otra cosa bonita del hospital de Torrejón de Ardoz es que tienes la posibilidad de tener una foto de tu hijo recién nacido. Unos fotógrafos profesionales les hacen un book y el hospital te regala una de las fotos. Si te interesa, puede comprar el resto de las fotos que te guste, lo que te da una oportunidad de tener un bonito recuerdo de esos primeros días.

Muchas gracias a todas las enfermeras, auxiliares y demás personal porque el trato fue maravilloso. En especial gracias a Maca, que contestó a todas nuestras dudas e inquietudes, incluso consiguió sacarme una sonrisa en momentos en los que sólo quería llorar (no es fácil para mi sentirme tan dependiente)

Gracias a todas por enseñarme una buena técnica para la lactancia, a dar el suplemento de leche necesario sin usar biberón y manteniendo la estimulación, gracias de verdad por un buen trabajo en equipo.

IMG-20151031-WA0016.jpg

Ahora Iris ya es casi nómada como nosotros, ya le tocó volar en avión y ha vivido un cambio de casa, todo, con menos de cuatro meses.

Para acabar, gracias mi amor por ser como eres y estar en mi vida. He debido ser muy buena en otras vidas para que en esta te tenga a mi lado y, aún a riesgo de que aumente terriblemente tu ego, te diré que has sido y eres un padre y compañero de paternidad ejemplar, te amo Nandi.

transformación e IrisP.jpg_MG_0844.jpg

Año nuevo, vida nueva. Iris