Semana Santa. Cuidad del Cabo (1ª parte de 3)

Para descansar decidimos visitar Ciudad del Cabo. La verdad, el descanso se nos escapó entre los dedos mientras cubríamos la necesidad imperiosa de conocer un lugar nuevo, como suele ocurrir siempre que hacemos turismo.

Viernes 29

Salimos al amanecer.

_MG_7912esv.jpg

Tras casi una hora de viaje por el “Grave Road” osea, una pista de graba que tenemos por “carretera”, salimos a una verdadera carretera de asfalto.

 

Nos esperan por delante unas 10horas de viaje, así que nos lo tomamos con calma, pero tampoco con demasiada calma, porque tenemos que llegar a Ciudad del Cabo no muy tarde. La razón, que Nandi ha quedado con el dueño del hotel donde vivimos, porque ambos van a participar en una media maratón al día siguiente, Joulius tiene el dorsal que llevará Nandi y tenemos que recogerlo.

Antes tenemos que ir al hotel a dejar las maletas porque nuestro coche no tiene un portamaletas cerrado y es demasiado arriesgado dejar todo el equipaje a la vista.

El viaje,

La verdad, el paisaje es bastante monótono. No es feo, para mí no hay paisajes feos, cada uno cuenta una historia, unos están más erosionados que otros, puedes hacerte una idea del uso que le da el ser humano a esa zona, no sé, siempre tiene algo interesante que contar.

En general, la mayor parte del viaje estos paisajes son los típicos de zonas de secano, con grandes llanuras. Está todo cercado, ya sé que el ser humano se tiene que buscar las abichuelas, pero es una pena ver parcelado el planeta.

Sobretodo vemos ovejas y cabras, caballos y alguna gacela.

 

Pasamos por Beaufort

La noche anterior se quedaron a dormir aquí unos compañeros de Nandi. Tiene pinta de ser un sitio interesante, a ver si la próxima vez podemos hacer una escala pequeñita y lo visitamos.

_MG_7940esv.jpg

Seguimos el camino, pasamos Worcester y entramos en el valle que une este municipio con Paarl. Este es un valle de producción de vino, llama la atención la cantidad de vides que hay. También llama la atención que cuando llegas y estás bajando la primera rampa del “puerto” hay babuinos en la carretera, así que toca andar con cuidado una vez más (gracias Fran, por avisarnos).

La otra cosa que llama la atención es un asentamiento chabolista, una vez más, una ciudad de chabolas que no es otra cosas que una ciudad de los trabajadores de la zona.

 

 

Alguno de estos trabajadores se colocan al borde de la carretera, con cajas de uvas en las manos con la intención de venderlas.

Para salir del valle tienes la opción de pagar un peaje de 3€ por un túnel o utilizar la vieja carretera. Que conste que yo me quedé con las ganas de ir por carretera, pero como he dicho, el viaje requería no perder tiempo.

_MG_8018esv.jpg

Al otro lado del túnel entramos en el tráfico típico de los alrededores de una gran ciudad.

Para llegar a nuestro hotel hay que ir por una carretera junto a la costa. Interesante, soplaba viento y la arena empezaba a cubrir el asfalto…. Mañana volveremos.

Llegamos al hotel, es una casa estilo inglés. Sale un hombrecillo de color, David, con la intención de subir nuestras maletas, sólo había una, enorme, el resto; mi cámara, la bolsa de clara, el maletín de Nandi, el botiquín (sí chicos, llevo un botiquín que es como un neceser… es más práctico que decidir antes de salir qué nos puede hacer falta. Entre mis pastillas, el medicamento por si me da un jamacuquillo, ibuprofeno, paracetamol, las gotas y crema del ojo que tenía mal, la crema de Nandi para la carrera, los medicamentos de Clara (por si aca), las esencias de la aromaterapia, en fin… que parezco una abuela)

Tras sacar el equipaje y dejarlo en la habitación y recoger mis ojos y mi baba del suelo porque me encantó la habitación, nos fuimos corriendo a por el dorsal de Nandi.

El sitio “pactado”, una avenida junto al mar. El mar… como se puede llegar a echar tanto de menos ver esa masa inmensa de agua, que paz, que olor…

Recogemos el dorsal, nos damos un paseíto con Clara y a cenar, que mañana nos tenemos que levantar ¡¡¡a las 4:30 porque hay un tarado que quiere correr media maratón!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.