Salud, dinero y amor…

Tres cosas hay en la vida….. Salud, dinero y amor….  Bueno, yo cambiaría el amor por el dinero, pero…

Hace tiempo que estoy pensando escribir esta entrada, pero reconozco que me daba un poco de miedo tocar este tema.

Salud dinero y amor

Ahora, como dije en alguna ocasión, la vida nos pone en bandeja aquello que necesitamos y yo, necesito expresar mi opinión a este respecto.

Lo del amor está genial, si tienes amor, te sientes más fuerte, capaz de todo, y no me refiero sólo al amor que los demás nos dan, me refiero a quererse uno mismo, que si no… ya te puede abrazar 100 personas a la vez que seguirás necesitando más abrazos, sencillamente, porque te falta la persona más importante, ¡TÚ!

Pero, ¿qué ocurre si quieres mucho a alguien pero su salud está a expensas del dinero?

Que sí, que está muy eso de que hay que trabajar para tener un determinado nivel de vida, pero ¿y si no hay vida porque no tienes suficiente dinero?

¿A qué viene esta parrafada y esta entrada?

A que quiero compartir con vosotros algo que, desde hace tiempo se barrunta en España, la privatización de la sanidad, de la SALUD.
He defendido y defiendo la Salud Pública con tesón. Soy consciente que hay que hacer reformas y mejoras porque hay cosas que no funcionan, menos de las que nos quieren hacer creer, que el mayor problema de la sanidad pública es, una vez más, una mala gestión por parte de los que tiene el control.

La sanidad de un país no debería dar «beneficios», es cierto que hay que tener una reserva, que debería tener unas aportaciones extras a parte del contribuyente, pero me rechina cuando oigo «hay que hacer recortes en sanidad porque ha habido «pérdidas»»
¿Perdidas? pues claro que ha habido pérdidas porque, en sanidad, no debería haber ganancias…

En fin, que me despisto, vuelvo a cauce. ¿Por qué esta entrada? decía…
Porque aquí, en Sudáfrica, la sanidad es privada, hay algunos centros del gobierno, pero la «buena sanidad» es privada.
Como nos explicó uno de la tierra, hay algo así como un dicho en Sudáfrica «si te rompes una pierna y vas al hospital del gobierno, no saldrás vivo»

Triste ¿no?

Últimamente, en cuestión de un mes o dos, hemos tenido ejemplos de esta sanidad privada y/o pública.

* Unos expatriados (como nosotros) que tienen un accidente de coche y le dicen, mientras paga un dineral por cada día ingresado, «que debe tener alguna vértebra desplazada con riesgo de perder parte de la movilidad»
* La mujer de alguien,  tiene hinchado el abdomen y le dicen que «debe ser que tiene el útero desprendido»
* La hija de alguien, pierde fuerza en los brazos y en un lateral de su cuerpo y le dicen que «debe ser un tumor cerebral»

Si os habéis fijado, en todos los casos entrecomillo «debe….» ¿por qué? Porque, en un país hay sanidad privada, lo primero que hacen cuando llegas al hospital es pedirte la billetera. Si no tienes con qué pagar, ya te puedes dar la vuelta.
– No importa si eres extranjero y tus jefes y compañeros deben juntar las tarjetas para reunir los x miles de Euros que cuesta unas radiografías, porque, con el límite de dichas tarjetas no puedes pagar  esas radiografías o la estancia en el hospital.
– Tampoco importa, por supuesto mucho menos, si eres alguien de color, sin recursos y que tu vida pueda depender de ello. Y te toque pedir dinero para poder pagar a un médico, que te haga un «papelito», que diga que estás fatal, y que te tiene que llevar a ese hospital del gobierno, donde te harán las pruebas gratis, pero que no puedes ir sin más, tienes que demostrar, previo pago, que lo necesitas de verdad.

Tampoco importa que los síntomas sean de un tumor cerebral y necesites una TAC o escáner  para ver si hay una masa extraña presionando tus neuronas. Necesitas esos x mil Euros, para pagar la prueba.
Y espera, que el hecho de que tengas el dinero, no quiere decir que te hagan la prueba en el momento, por supuesto, un escáner cuesta una pasta, no va a haber uno en cada sitio, así que te toca esperar lista de espera, porque NO ES RENTABLE tener un escáner por cada clínica, son muy caros y total….

– En el caso del extranjero, ha tenido suerte, la empresa le ha pagado el transporte ¡a España!, claro, yo tampoco me lo pensaría, me monto en un avión como se pueda y me voy a mi tierra, donde, primero me salvan la vida y el cuerpo, y luego, si hay que pagar, ya hablaremos, pero lo primero es la salud.

– En el segundo caso, el de la familia negra con pocos recursos, resulta que no era tan grave, obstrucción intestinal. Debe tener cuidado tras el tratamiento, pero por lo menos no necesita cirugía. Pero claro, ha tenido que pagar para saber si es eso, o la tienen que extirpar algo.

– Y en tercer caso, bueno, hasta dónde yo sé, siguen esperando que les den cita para hacer esa prueba por la que pagarán un dineral, después, ya se irá viendo si es realmente cáncer, y si necesita tratamiento… en fin, «ya veremos de dónde se saca el dinero»

……..

Así que sí, soy defensora de la sanidad pública y después de estas experiencias, más aún.

Ya me tocó vivir algo parecido con mi infección del ojo. Al entrar en la clínica, antes de que les cuentes que te encuentras mal o que buscas la farmacia, te dicen… «50€, gracias, ¿en que puedo ayudarte»

P3210114

Pero una cosa es un infección molesta, porque no era grave, y otra muy diferente, es que tu vida o calidad de vida dependa de ello. En esos momentos es cuando te das cuenta que no es una broma, que no tener dinero, o mejor dicho, dar prioridad al dinero frente a la persona y su salud, no es más que otra forma de tenernos cogidos por los……

Cuidaros, os quiero

Un pensamiento sobre “Salud, dinero y amor…”

  1. Tus palabras nos hacen (por lo menos a mí) darnos cuenta de la «suerte» que tenemos por tener Sanidad Pública. Con mil defectos sí, pero no me imagino lo que tiene que ser ir por seguridad privada….. y sin recursos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*