El viaje

_MG_6320esv

21/02/2013

Parecía que el día no iba a llegar nunca, pero llegó.

La noche anterior me peleé con la maleta porque no conseguía cerrarla, una crisis de ansiedad se apoderó de mí, no quería irme.Me tomé una pastillita para dormir y me desperté como nueva, un poco de jaleo y ¡todo el mundo al coche!

Llegamos a Madrid un poco antes de lo esperado, estaba como un flan, íbamos a dejar a Clara en manos de gente desconocida pero claramente eficiente, aún así, la separación no fue fácil. Gracias Mary por la aromaterapia, nos ha ayudado mucho, a todos, porque también nosotros hemos olido las esencias para ayudarnos en la separación. -Primer objetivo cumplido-

Avión Madrid-París, menos mal que Laura nos alegró con su compañia, si no fuera por tí la espera hubiera sido más dura.

Avión París-Johannesburgo ¡madre que pe’azo avión! Casi parece brujería que un bicho así pueda volar.  El vuelo se hace largo, pero como era de noche, entre la cena, la “pastillita”, la tele (Laura gracias por la recomendación, la película es malísima pero los paisajes no están nada mal 😉 )

 

IMG_0674.jpgIMG_0683.jpgIMG_0685.jpg

 

Por fin llegamos a Johannesburgo y no veíamos el momento de reencontrarnos con Clara. No se hizo esperar mucho. Mi niña…. estaba dentro del trasportín, quietecita, con cara de susto, hasta que oyó mi voz al hablar con el agente de la empresa de traslado de mascotas, la pobre, es como si alguien hubiera presionado su botón de “ON”, se puso a saltar en el trasportín, a lloriquear, yo no podía sacarla porque estaba firmando el recibo. Nandi se hizo cargo la sacó y pudo darle el primer achuchón, mi niña, estaba eufórica por vernos (y yo más aún que ella de poder abrazarla y que todo hubiera ido bien)

22022013_002.jpg

La familia al completo nos fuímos al hotel, no nos gustó mucho cuando llegamos pero reconozco que fue echarnos sobre la cama y quedarnos dormidos.
Poco después nos levantamos y nos fuímos a cenar… las impresiones de Johannesburgo en la siguiente crónica.

Besos

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*